Registrarse



Selector de idiomas

Musica

Reportaje a un bailarín

 ENTREVISTA: IÑAKI URLEZAGA
Nuevos horizontes
Por 
Maritza Gueler (USA)

El primer bailarín del Royal Ballet de Londres iniciará su primera gira por USA en el Vail International Dance Festival. Su vida con la danza, su relación con Natalia Makarova y su iniciación como coreógrafo.La gran Natalia Makarova lo invitó a Perm, Rusia, para estrenar su producción, de "El lago de los cisnes". El mismísimo Anthony Dowell lo eligió para integrar el Royal Ballet de Londres, donde es primer bailarín. Iñaki Urlezaga fundó y creó en 1997 su propia compañía, Ballet Concierto, con la que, a partir del 30 de julio, iniciará su primera gira por los Estados Unidos. El puntapié inicial de esta nueva etapa será el 30 de julio en el Vail International Dance Festival, de Colorado. La bailarina invitada: la famosísima Tamara Rojo, otra de las estrellas del Royal.

De allí, Urlezaga bailará como "etoile" en la Gala de Ballet Stara de Ohio (USA), función en la que interpretará "Destino Buenos aires" y "El Talismán" junto a Carolina Queiroz. En julio, el 23 y el 24, volverá a hacer dúo con Tamara Rojo en el Teatro Colón de Buenos Aires con la versión completa de "Giselle". Y al llegar el otoño en el norte y la primavera en el sur, en septiembre, volará a otra gala de estrellas en Canadá donde presentará su propia coreografía de "Sylvia".Iñaki, conocido como el bailarín del nombre difícil por su procedencia vasca, comenzó sus lecciones de danza cuando tenía ocho años. En La Plata, su ciudad natal, tuvo el apoyo incondicional de su familia hasta que ingresó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires. Tuvo un promedio de 10 absoluto y como premio, obtuvo una beca de la Fundación del Teatro Colón para perfeccionarse en la School of American Ballet, en Nueva York.A partir de 1990 inició su carrera internacional y por esos años recibió la invitación de Héctor Zaraspe, maestro y preparador de Rudolph Nureyev, para bailar en Venezuela, Colombia, Miami y Nicaragua. Al año siguiente ingresó en el Teatro Argentino de La Plata, hasta que finalmente, en julio de 1993, ingresó por concurso al Teatro Colón, y dos años más tarde, ya empacaba las maletas rumbo a Londres para integrarse al Royal Ballet.Desde 2003, y sin dejar su lugar de bailarín principal se lanzó a hacer sus propias coreografías: "Sylvia" pas de deux, con música de Delibes, "Floralis" con música de Prokofiev y "Danzaria" con música de Vivaldi. Los premios internacionales y nacionales tampoco faltan en la historia de Urlezaga, el último fue el Premio María Ruanova al mejor Bailarín Argentino en 2003.
Danzahoy: ¿Cuando eras niño, pensaste alguna vez que serías bailarín y que estarías bailando en una de las compañías más importantes del mundo?Iñaki Urlezaga: La verdad que nunca soñé la carrera que hoy tengo. Sí sé que estudié y me preparé para dar de mí lo mejor. Pero también creo que esa preparación y ese tesón que le puse siempre estuvo acompañado por una cuota de suerte que hace la diferencia y te permite estar en un lugar que a lo mejor nunca hubieras imaginado. Tuve la posibilidad de bailar en escenarios que son únicos y con siglos de historia en ballet, como el Marinsky, el Bolshoi, el Covent Garden, la Scalla de Milán o el Metropolitan, por ejemplo.
D: ¿Cuáles son los recuerdos más fuertes de tu infancia?IU: Sin lugar a dudas los familiares, tengo una familia divina, que me ha "bancado" (apoyado) siempre y esos recuerdos son únicos, me acuerdo de las vacaciones en la costa, de las salidas con mi amigos, también por supuesto de los viajes que hice durante casi 10 años de La Plata a Buenos Aires todos los días para estudiar en el Instituto del Colon. Mis recuerdos de mi niñez y también de mi adolescencia.
D: En la época en la que empezaste a bailar, la danza para los varones era más mal vista que ahora –al menos el la Argentina- ¿De qué manera viviste esas épocas?IU: Bien, muy bien porque siempre tuve el apoyo familiar y también de mis amigos. Siempre supe que quería bailar y lo tomé desde muy chico en serio, así que me respetaban mucho, de la misma manera que yo lo hacía con mis amigos que se preparaban para jugar al tenis o al fútbol. Nunca percibí comentarios o actitudes raras por ser bailarín, siempre me sentí muy cómodo con mi vida y con la elección de bailar.
D: ¿Qué es lo que más recuerdas de tus maestros de la infancia? IU: Recuerdo todo porque aprendí ahí la base de mi formación. Me levantaba a las 5 de la mañana todos los días y viajaba a capital 60 kilómetros. Realmente si no había vocación, un chico de 8 años eso no se lo "banca" (tolerar) ni loco. Estudié con grandes maestros y tuve la suerte de ser un poco el niño mimado en el instituto, no había muchos varones y eso me permitía bailar en las obras que el cuerpo de baile del Colon requería chicos, así que desde pequeño estuve sobre el escenario.
D: ¿Qué significó para ti tomar la decisión de ir a Londres?IU: Una gran alegría sentí cuando me aceptaron, pero también un desarraigo en lo personal. Fueron años difíciles, extrañaba horrores, pero crecí tanto en lo profesional que eso lo compensaba. Igualmente siempre voy y vengo, jamás estuve más de 3 meses sin ir a la Argentina, ya sea para bailar o para salir de gira con mi compañía. También voy cuando tengo vacaciones. Siempre mantuve el vínculo con mi gente, con mi país y eso me hacía sentir cerca.
D: ¿Por qué el Royal y no una compañía de los Estados Unidos?IU: Esas cosas no se piensan, creo, se dan, y a mi me tocó el Royal Ballet. Y feliz estoy con la carrera que ahí hice, pero más feliz me siento porque creo que mi nombre en el mundo de la danza es importante mas allá de haberme formado como profesional en el Royal. Hoy por hoy me llaman por ser Iñaki Urlezaga a participar de diferentes producciones o Festivales, me llaman por lo que logré artísticamente como bailarín y no por pertenecer a una compañía. Siento que pude despegarme y tener un nombre. Muchas veces las compañías te tienen acaparado, en mi caso, siento que tengo identidad propia.
D: ¿Por qué decidiste formar un ballet en la Argentina? ¿Cuál es tu objetivo con ese ballet?IU: El objetivo profesional de mi vida siempre fue bailar, y crecer. En un momento sentía que en la Argentina sólo bailaba si me invitaba el Colón o el Teatro Argentino, y a mí me interesaba llegar a otro público que no tenía la posibilidad de ir al Colon. Por eso armé la compañía y recorrí con ella casi todo mi país. Luego superó ampliamente mis expectativas porque hoy el Ballet Concierto tiene recorrido más de 26 países en gira y este año por primera vez se presentará en Estados Unidos, algo que tampoco soñé. Cuando fundé la compañía lo hice pensando en mi país, en ayudar también a otros bailarines para que pudieran formarse, pero el resultado que tuve fue fantástico y realmente me siento superorgulloso. La compañía trabaja de lunes a sábado todos los días, lo hacen muy profesionalmente y eso se ve en el escenario.
D: Después de varios años de haber centrado tu trabajo en Europa y en América latina, ¿qué significa para ti como bailarín y director de una compañía, llegar a Estados Unidos?IU: Un sueño y a la vez un orgullo. Como bailarín invitado y también con el Royal o en diferentes festivales, he bailado bastante en los Estados Unidos, pero es la primera vez que llevo a mi compañía. Y siento que es la puerta para futuras presentaciones. Estoy feliz.
D: ¿Qué es lo más importante de tu relación con Makarova y cuáles son las cosas que aprendes de una artista de ese calibre? IU: Que Makarova me elija me hace sentir especial, afortunado, es una grande de verdad, de esas que pocas quedan y la verdad es un placer trabajar a su lado. Se aprende todo con ella, desde lo técnico e interpretativo hasta el mínimo detalle como puede ser una pose, una caminada, está en todo lo que el artista y la producción requiere para la excelencia.
D: ¿Cuáles son tus sueños? IU: Seguir creciendo, seguir trabajando como bailarín por muchos años. Sueño en algún momento en el que mis coreografías, que hoy apenas se está asomando, puedan ser bailadas por grandes bailarines. Tengo este año el enorme placer de mostrar "Sylvia" en el Vail y también en la Gala des Etoiles de Canadá, así que estoy supercontento por mostrar mi incipiente faceta como coreógrafo en dos escenarios importantísimos.

Novedades Quienes nos eligen Publicaciones

Nadia Muzyca

http://www.nadiamuzyca.com/

 

Caroline Keiroz

 

 

Valeria Brizuela

Balletin dance

Enero 2010  Marzo 2010 Mayo 2010